Por
MJV Team

¿Por qué combinar Design Thinking y Agile tiene tanto éxito?

Se habla mucho sobre Design Thinking y mucho sobre Agile. Ambas son propuestas de valor empresarial muy poderosas; combinarlas genera como resultado entregas que realmente agregan valor a los clientes.

El desafío es saber dónde encaja cada uno: lo que el Design Thinking no puede lograr, lo que Agile puede complementar; y viceversa. Es la unión entre hacer y pensar.

Design Thinking: pensar en soluciones, resolver situaciones y problemas, eliminar los vacíos que deben llenarse. Es el Design Thinking lo que allanará el camino para moverse en una dirección asertiva.

Agile: tangibilizar, hacer y construir. Una vez que tenga una idea bien definida (por Design Thinking), Agile eliminará todos los impedimentos para realizar esa idea.

Con esta combinación, es posible pensar en iniciativas mucho más asertivas, inversiones mas fiables, que los equipos comprendan mejor y más profundamente las soluciones propuestas y sepan clara y visiblemente lo que quieren lograr.

 

Design Thinking: ¿Cuál es la necesidad humana detrás de la necesidad del negocio?

Como regla general, el escenario corporativo está lleno de incertidumbres:

  • ¿Funcionará este proyecto?
  • ¿Este producto o servicio servirá a los clientes?
  • ¿Cuál es el mejor camino a seguir?
  • ¿Cuál es mejor para nuestros usuarios?

Muchas ideas, múltiples instrucciones a seguir y ninguna decisión asertiva sobre qué camino tomar. En esta situación, Design Thinking, en cada una de sus etapas, dividirá soluciones y verá lo que tiene sentido para su negocio.

En un escenario de caos, es posible encontrar una dirección más precisa y cercana a lo que se entregará. Y es el Design Thinking que cerrará esta brecha entre la incertidumbre y la dirección bien definida.
Design Thinking traerá una solución totalmente basada en lo que el usuario final necesita. Es él quien estará en el centro del proceso, pues es una metodología en la cual se usa la palabra “empatía” en su sentido real.

 

Agile: ¡no te haces ágil; te vuelves ágil!

El Agile es mentalidad; es una forma diferente de pensar y repensar la lógica de su rutina de trabajo. Agile comienza con todos los que quieran trabajar con la metodología de agilidad.

Por lo tanto, antes de adoptar nuevos marcos y mejores prácticas, antes de analizar el aspecto técnico de Agile, el primer paso es recurrir a la mentalidad. Debes volverte ágil antes de usar el método Agile.

Métodos Ágiles: ¡dividir para conquistar!

En los métodos tradicionales, también conocidos como gestión en cascada -más jerárquicos-, el alcance de lo que debe hacerse se considera como un todo. Y esto a menudo es extremadamente complejo, requiere mucho esfuerzo, puede ser difícil de manejar y no brinda mucha flexibilidad al camino que el equipo debe tomar para alcanzar el objetivo final.

En el caso de Agile, dividiendo para conquistar, todo es más ligero, práctico y flexible. Usando la metodología ágil es posible:

  • Poner al cliente como un participante activo en el proceso;
  • Redireccionar el proyecto de acuerdo con el objetivo del negocio;
  • Reducir tiempo y costo;
  • Minimizar la posibilidad de errores después de la entrega del producto final;
  • Comunicarse con el cliente de manera mucho más simple y transparente;
  • Posibilita la experimentación de productos desde la primera fase del proyecto.
  • Tener más flexibilidad para realizar cambios con retenciones menos dolorosas.

Agile satisface las necesidades comerciales y del mercado, ofrece entregas de alta calidad y fomenta que el equipotrabaje con alta productividad. Es por eso que se ha convertido en una necesidad básica para muchas empresas.

Además, hay varios modelos de entrega dentro de la mentalidad Agile que nos refieren al concepto de entregas incrementales. Hay varios pequeños incrementos que, combinados, conforman la entrega final.

 

Combinando Design Thinking + Agile

Ahora que hemos visitado los conceptos básicos de Design Thinking y Agile, comprendamos mejor cómo la combinación de ambos puede brindar resultados que brinden valor comercial a través de estudios de casos prácticos de MJV Tecnología & Innovación.

Casos de éxito

Cliente: Telecine Play

ANTECEDENTES Telecine Play necesitaba un rediseño del servicio al cliente en su aplicación móvil (mobile app). La parte de servicio al cliente no tuvo un enfoque muy positivo, lo que causó un gran número de quejas de los usuarios.

PROYECTO Para crear un nuevo modelo de relación con los usuarios de Telecine Play a través de la aplicación, creamos un marco que combina Design Thinking y Agile (DT + Scrum).

Aplicamos todas las etapas de Design Thinking:

  • empatía;
  • análisis;
  • definición de lo que uno quiere construir;
  • ideación de prototipos;
  • construcción de prototipos;

Esto se hizo de forma incremental para que el equipo de desarrollo pudiera comenzar a trabajar en paralelo con la creación de prototipos: cada sprint de creación de prototipos sirvió como el sprint anterior para el desarrollo.
Sin embargo, este modelo fue crucial para lograr:

  • autoorganización de la célula del proyecto;
  • tener un modelo de trabajo que cumpla con las expectativas del cliente y mantenga la calidad y un aspecto innovador.

UNIÓN DT+AGILE: Las claves para un proyecto de éxito

DT

  • Co-creación: todo hecho en conjunto con el equipo de Telecine Play;
  • Charlas inspiradoras: entrevistas para profundizar en la realidad del cliente y comprender sus dolores y los dolores de sus usuarios;
  • One Day in Life: una herramienta que le permite “entrar” en la rutina de un usuario y experimentar el producto / servicio desde su perspectiva;
  • Mapa de Empatía;
  • Mapa mental.

METODOLOGÍAS ÁGILES

  • Kanban: Organización bien definida y flujo de productividad para no retrasar las entregas;
  • Ceremonias ágiles;
  • Funciones cruzadas: equipo multidisciplinar para satisfacer las demandas más diversas del proyecto de replanteo de servicio al consumidor y cumplir con las expectativas de los plazos de los clientes.

Proyecto Uma

Es un prototipo enfocado en agronegocios. Su propuesta reúne varias tecnologías como Internet de las Cosas, Big Data, Realidad Aumentada y desarrollo móvil.

El propósito del Proyecto UMA es trabajar el riego del suelo de manera automatizada a través de sensores que capturan los datos del suelo (humedad, calidad, riego, iluminación, etc.) en tiempo real. La idea es que el proyecto sea un ejemplo de cómo la tecnología puede facilitarnos la vida, ayudando a ahorrar tiempo, esfuerzo y reducir la complejidad de las actividades simples.

Este prototipo se construyó en tiempo récord porque se unieron dos marcos: los pasos de Design Thinking con el modelo Lean, que vincula el pensamiento con la tangibilidad.

Así que teníamos un modelo de trabajo mucho más flexible y productivo que realmente funcionó para lograr el objetivo dentro del plazo.

UNIÓN DT+AGILE: Las claves para el éxito del Proyecto  Uma

DT

  • Mapa de Empatia;
  • Mapa de viaje del usuario;
  • Lean Inception: la visión de Lean para construir MVP de una manera más orientada a resultados.

METODOLOGÍAS ÁGILES

  • Lean Startup;
  • Ceremonias ágiles: ayuda a organizar y tener una comunicación más ágil;
  • Retro on the fly: la retrospectiva se realizó durante el sprint para ganar tiempo. Esto permite realizar mejoras continuas desde el principio.

 

Design Thinking + Agile: propuestas de valor de extremo a extremo

Cuando se requieren nuevas formas de pensar sobre lograr soluciones, Design Thinking y Agile son fundamentales para esta aculturación. Design Thinking aporta una mentalidad que permite el pensamiento disruptivo y Agile tangibiliza de manera productiva.

Es importante recordar que Design Thinking y Agile no son metodologías únicas de los equipos de desarrollo. Por el contrario: todos los departamentos y todos los niveles de una empresa se benefician de este matrimonio.

  • Backlogs más estratégicos, asertivos e innovadores;
  • User Stories totalmente orientadas al usuario final y no solo un enfoque técnico;
  • Requisitos con menos problemas de comprensión;
  • Deep Understanding: sentimiento de gratitud por ser parte de un proyecto desde el principio;
  • Inversiones más consistentes y confiables.

Las empresas que adoptan Design Thinking y Agile están buscando propuestas de valor de extremo a extremo. Aislado, el Agile es una propuesta de valor, pero totalmente basada en la construcción. Design Thinking es también una propuesta de valor, pero se basa únicamente en el diseño.

Combinar el pensamiento de extremo a extremo y construirlo para entregarlo al cliente es muy valioso, financieramente, y es una propuesta de valor muy poderosa para las empresas. Además de brindar resultados exponenciales en un tiempo mucho más corto y a un costo menor, la combinación de Agile + Design Thinking puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de una idea, que se convierte en proyecto y luego en solución. Y eso es lo que nos posiciona como una empresa que puede manejar cualquier desafío para cualquier cliente en cualquier parte del mundo.

¿Qué tal? ¿Quiere saber mas en profundidad sobre Design Thinking + Agile? Descargue ahora nuestro ebook Design Thinking and Agile in the context of Digital Transformation!

Volver