Gamificación

La gamificación es el uso de la mecánica de juego, de forma lúdica, en diferentes contextos para aumentar la participación y generar compromiso y compromiso por parte de los usuarios potenciales.

1.

¿Qué es la Gamificación?

La gamificación es el uso de mecanismos de juego para resolver problemas prácticos o fomentar la participación de un público específico, dentro de escenarios de juego no relacionados con la industria del entretenimiento. Los juegos representan una visión moderna de la aplicación de nuevas tecnologías y metodologías a un entorno corporativo, con el objetivo de apoyar el desarrollo de los objetivos comerciales.

Varios juegos incluyen, en su mecánica de juego, elementos como puntos, premios, tablas de clasificación, reglas y otros tipos de incentivos que hacen que la dinámica de gamificación sea cautivadora. De esta manera, la metodología se basa en la predisposición natural de los seres humanos para interactuar más profundamente con las actividades enmarcadas dentro de un juego.

De esta manera, el uso de juegos como parte del marco de las empresas introduce un componente social en las operaciones responsables de alcanzar niveles más altos y más significativos de participación. Actualmente, diversas áreas de conocimiento han disfrutado de los beneficios de la implementación de un conjunto de prácticas gamificadas. Entre los más grandes seguidores de Gamificación se encuentran campos como la salud, la educación, las políticas públicas y los deportes.

Suscríbase para recibir nuestras actualizaciones

Rellene el formulario para recibir nuestro contenido más reciente.

2.

Gamificación: ¿Por qué es importante para su empresa?

Antes de la era de la Transformación Digital, la estructura operativa de las compañías seguía siendo la misma que en el siglo XIX, basada en jerarquías verticales, documentación burocrática y en la especialización del trabajo para lograr el compendio de la eficiencia en los resultados.

Este modelo exige roles y responsabilidades bien definidos, procesos exactos y una gestión basada en el control.

Estos métodos tradicionales brindaron seguridad y buenos resultados. Sin embargo, la intensa y consistente fluctuación de los mercados volátiles ha alterado la organización de las empresas. En estos días, las empresas deben poder no solo cambiar, sino adaptarse rápidamente para responder a las demandas del mercado.  

Estos cambios drásticos en los modelos de negocios de las empresas tienen un impacto directo en los empleados y en su productividad. Y para reducir los impactos en las personas, los motores que hacen que ocurra el cambio, la gamificación puede ser un gran aliado.

La evolución y la sofisticación de los métodos tecnológicos y las estrategias empresariales han creado la posibilidad de organizar el trabajo de manera diferente, a través de un aspecto social. Ahora, la adopción de técnicas innovadoras resulta eficaz para despertar la atención y el compromiso de los equipos. Y los juegos son la plataforma que mejor se adapta como instrumento en este nuevo orden.

3.

¿Por qué invertir en Gamificación?

Las experiencias de la implementación de Gamificación en varios contextos de negocios contribuyen a la visión de que la competencia es una actividad intrínseca del comportamiento humano. En un juego, cuando las reglas y los objetivos son claros, el resultado observado es casi siempre el de los jugadores comprometidos en encontrar soluciones innovadoras para los desafíos.

Aparentemente, no jugamos porque queremos, sino porque necesitamos. Y este mismo comportamiento, al ser replicado en el entorno corporativo, tiene la capacidad de revolucionar la manera en que uno piensa y realiza sus actividades profesionales.

Uno de los principales usos de la gamificación en un contexto empresarial se relaciona con la lealtad del cliente, utilizando alguna plataforma cuya mecánica de juego ofrezca recompensas, regalos o moneda virtual por cada objetivo alcanzado. Esto hace que el cliente esté constantemente estimulado a interactuar con ese entorno.

4.

¿Cómo la Gamificación funciona en las empresas?

La gamificación, a través de su poder para comunicar objetivos y dar feedbacks en tiempo real, es una excelente herramienta para aumentar la percepción de la capacidad de los profesionales. Se utiliza mucho en el contexto de Gestión de Cambios y permite una modificación estructural más leve, lo que hace que los desafíos de la transición, así como las tareas diarias, se vuelvan más simples y divertidos.

Vale la pena señalar que la gamificación no es solo un juego. Mientras que los juegos se utilizan simplemente por diversión, la Gamificación utiliza técnicas específicas para una comprensión más amplia de los procesos operativos internos, lo que permite un nuevo conocimiento, un aumento en el rendimiento individual y colectivo.

La gamificación es una nota representada solo en un tablero de puntuación. La gamificación es una nota representada solo en un tablero de puntuación. La mecánica del juego anima a los colaboradores a buscar conocimientos que mejoren sus técnicas y les ayude a alcanzar los objetivos y a ganar las competencias establecidas como objetivos.

Descargar nuestro libro sobre Gamificación y entender todo acerca del tema

Cambio en la Cultura

Hoy en día, las empresas están invariablemente dirigidas por la relación simbiótica entre las oscilaciones constantes en el mercado y la consecuente necesidad de adaptarse para superarlas.

El lado más visible de esta batalla es conocer la cultura organizacional. Es posible afirmar que los procesos estructurados a lo largo del tiempo terminan confundiéndose con la historia de la empresa y reflejando las costumbres de las personas que ayudaron a corregirla. Por lo tanto, es natural encontrar resistencia ocasional al cambio siempre que la volatilidad del mercado requiera nuevas direcciones.

Para mantenerse rentables y superar los errores comunes, las empresas a menudo deben desafiar los paradigmas que son esenciales para su buen funcionamiento. Estos paradigmas tienen el poder de redefinir no solo el ritmo de las operaciones diarias, sino también las direcciones que seguirán en los próximos años.

Teniendo en cuenta un escenario altamente competitivo, dado el mayor nivel de conocimiento de los consumidores acerca de sus deseos, resulta inimaginable mantener una estrategia corporativa que no esté alineada con la búsqueda constante de innovación. Es en este contexto que entra en escena la gamificación.

Planificación/ Estrategia de Comunicación

Todos los días, los antiguos gigantes del mercado son testigos del crecimiento de los colaboradores que pertenecen a la Generación Y (personas nacidas entre los años 80′ y los 90′) en sus filas. Cuando nos enfrentamos a los hechos, parece evidente que también existe una creciente necesidad de cambiar la gobernanza dentro de las empresas, o al menos de considerar la posibilidad.

Dentro del contexto sugerido, la inclusión de la gamificación y su mecánica de juego en las relaciones profesionales aparecen como una forma eficiente de crear compromiso, estimular la cooperación entre los empleados y aliviar las posibles incomodidades.

Capacitación/ Conciencia

Según la información publicada por el Grupo Gartner, el 70% de las compañías más grandes del mundo utilizan la Gamificación para desarrollar habilidades. En general, la inversión actual de las empresas en la metodología es de casi R $ 6 mil millones. La metodología fomenta los cambios de comportamientos individuales y organizacionales a través de juegos (tablero, aplicaciones y realidad aumentada).

En este escenario, la adopción de los llamados Juegos serios (o también Serious Games) se ha generalizado cada vez más en las empresas, como una alternativa a la capacitación de otras compañías.

Los Serious Games son juegos electrónicos que tienen como objetivo principal capacitar a los empleados, desde vendedores de tiendas hasta médicos, a través de un entorno virtual. La intención es que el ecosistema digital simule, de manera lúdica, una actividad real.

Aquellos que están menos preparados, pueden pensar que esto es una broma. Sin embargo, la investigación indica que los colaboradores que han pasado por una formación gamificadas, con elementos lúdicos, retienen un 20% más de conocimiento. Aparte de esto, el factor de diversión hace que los profesionales prefieran aprender a través de la Gamificación.

Aumento de la Productividad

Muchas de las tareas que se realizan diariamente en las empresas reflejan las costumbres adquiridas por sus empleados a lo largo de los años y las rutinas procesales se convierten en hábitos. Sin embargo, en un escenario de cambio constante, mantener a los colaboradores comprometidos y motivados es clave para mantener la productividad.

La implementación de la Gamificación en las empresas también es un activo para aumentar la productividad de los equipos. A través de la mecánica del juego, las tareas aburridas, que a menudo son indispensables para el buen funcionamiento del negocio, obtienen una nueva dinámica: más divertida y fluida.

El compromiso está directamente relacionado con el aumento de la productividad y los ingresos. Según Gartner, las compañías que implementan la gamificación muestran una mejora promedio del 20% en el compromiso de los empleados con los procesos productivos, además de experimentar un crecimiento de hasta el 250% en los ingresos en comparación con los competidores que aún no utilizan esta estrategia.

Crear Compromiso

El compromiso de los colaboradores es el tipo de desafío que los CEO de cualquier compañía deben enfrentar, generalmente al momento de expandir el negocio. Ofrecer capacitación, mejorar la gestión de procesos, concentrar los esfuerzos para retener talentos y perfeccionar los programas de desarrollo de liderazgo son algunas de las actividades que merecen la atención de los ejecutivos. Con el mercado en constante evolución y que absorbe cada vez más los recursos tecnológicos, la innovación a través de la gamificación puede ser una buena estrategia para mantener a los empleados estimulados.

“Motiva a los empleados es igual a obtener empresas exitosas”

Los métodos tradicionales pueden ofrecer seguridad y buenos resultados, pero cuando una empresa adopta técnicas innovadoras, despierta la atención y el compromiso del equipo.

Recientemente, una gran marca minorista decidió cambiar los sistemas de todo el ecosistema de tiendas. El cambio representaría un impacto en la rutina de unos nueve mil colaboradores. A pesar de ser considerado un movimiento de alto riesgo, la compañía optó por una solución gamificadas para reemplazar la capacitación tradicional. 

Gestión del Cambio

Emprender la gestión del cambio en el entorno corporativo es una tarea desafiante. Es esencial pensar para reconciliar el compromiso del equipo, la ventaja competitiva de la empresa y la lealtad del cliente. En este contexto, la gamificación viene como una metodología simple e innovadora para ayudar a conducir los procesos y reducir los impactos negativos en los cambios organizativos.

La aplicación de la mecánica de juego en el mundo corporativo es una forma atractiva de involucrar a profesionales con diferentes perfiles en las actividades de la empresa, así como a reducir la resistencia al cambio. Y la familiaridad de los colaboradores con los juegos hace que la implementación de sus conceptos en la estrategia de la empresa sea una tarea aún más tangible.

Fuerza de Ventas

La aplicación de Gamificación resulta efectiva también en el contexto de ventas, por ejemplo. Los departamentos de ventas de las empresas deben ser competitivos por naturaleza y obligar a los colaboradores a mejorar diariamente. Pero, casi siempre, la dinámica de trabajo no lineal necesita interferencia de los gerentes e impide acciones más rápidas.

Cuando se utiliza la metodología para volver a dibujar este proceso, permite la construcción de un modus operandi continuo, sin la necesidad de tantas interferencias, interrupciones en el flujo de trabajo o bloqueos. La solución permite que las personas se empoderen dentro de los equipos y se sientan motivados intrínsecamente para superarse diariamente.

5.

¿Cómo aplicar la Gamificación?

La gamificación tiene diferentes objetivos dentro de las organizaciones. Actualmente, la metodología ya se utiliza para producir soluciones para retener a los clientes, en actividades para involucrar a los equipos internos y reemplazar las capacitaciones tradicionales, reduciendo los costos.

Los juegos también participan activamente en el proceso de gestión del cambio dentro de las corporaciones tradicionales que están pasando por la Transformación Digital.

De esta manera, la implementación de juegos en los negocios puede ser la estrategia ideal para las empresas que desean innovar. Pero, ¿cómo implementar el proceso?

Verifica algunos pasos para implementar la Gamificación en las empresas:

 

Detectar el problema y entender el contexto
Para ayudar a trazar el escenario, identificar y detallar los desafíos a superar, el uso de Design Thinking es muy valioso. El enfoque se centra en el usuario y mediante técnicas con una vena antropológica, como entrevistas y observaciones, es posible comprender los dolores y las necesidades de las personas reales, así como evaluar la forma en que se comportan cuando se enfrentan a una serie de situaciones. La combinación entre diseño y juegos funciona bien en varios contextos de negocios. Al asegurar la comprensión de los objetivos de negocio y el contexto corporativo, es posible desarrollar soluciones más asertivas basadas en el proceso de Gamificación.
Conocer a los jugadores
No hay juegos sin jugadores. Y todos somos jugadores potenciales. Sin embargo, no es suficiente tener a dos personas alrededor de un tablero de juego para que funcione la estrategia de Gamificación. Esto sucede porque, a pesar de la participación natural en actividades competitivas, hay diferentes perfiles de jugadores, no todos convergen en el mismo objetivo. Es decir, para proponer una estrategia de compromiso firme, es necesario comprender las motivaciones individuales de los involucrados en el juego. En otras palabras, uno necesita entender los hábitos, las peculiaridades de comportamiento y la demografía de los jugadores. Una de las herramientas de Design Thinking, las personas, se utiliza para crear una mejor comprensión de los usuarios. La creación de personas, representaciones de un cliente ideal, ayuda en el desarrollo de experiencias reales. La información listada en las diferentes personas puede segmentar los diferentes tipos de jugadores y apoyar la definición de una estrategia para el desarrollo del juego.
Definir los criterios de guía y la misión del juego
Los criterios de guía son premisas básicas que guían el proyecto y aseguran que ciertos aspectos relevantes no sean olvidados o descuidados. Estas bases deben estar de acuerdo con los objetivos de negocio y se crean en función del análisis y la síntesis de los datos recopilados en el campo. Por ejemplo, uno de los criterios de guía de un proyecto dado puede ser estimular la cooperación entre los participantes del juego. La misión del juego es su razón de ser y será el objetivo principal de la iniciativa de Gamificación. Al definir la misión de un juego, es clave crear parámetros específicos y medibles, evitando sugerir actividades genéricas, como "aumentar las ventas". Esta etapa es crucial para que el juego sea atractivo para los jugadores y que sus procesos se realicen sin problemas.
Desarrollar las ideas para el juego
Después de comprender el escenario, el mapeo de las características de los jugadores y la definición de los criterios de guía y la misión del proyecto, es hora de generar ideas para determinar el formato del juego. Cada juego tiene una historia. Los más apasionados por los juegos electrónicos recordarán las aventuras del fontanero Mario para salvar a la princesa (Mario Bros, Nintendo), la trayectoria de los luchadores en Mortal Kombat para salvar la Tierra (Midway Games) o el héroe cibernético Master Chief ( Xbox, Microsoft). Estos son algunos ejemplos lúdicos que al guion le importa. Y no es diferente en el proceso corporativo de Gamificación. De esta manera, para construir un guion atractivo para un juego, se plantean 3 preguntas básicas:
  • ¿Qué historia se contará utilizando la mecánica del juego?
  • ¿Cuál será el tema del juego?
  • ¿Cuál será la estética del juego?
Las sesiones de lluvia de ideas son una herramienta muy efectiva cuando se trata de crear un guion del juego que sea compatible con la misión y la realidad de la empresa. La técnica permite la generación de una serie de ideas, con la cantidad que tiene prioridad sobre la calidad. Después de las sesiones, es posible evaluar y priorizar las mejores soluciones, hasta que se llega a un formato de juego que estimule a los participantes y cumpla con los objetivos definidos.
Crear una mecánica de juego
La mecánica es el núcleo del juego. Aquí se establecen las reglas y actividades que el jugador debe llevar a cabo, así como la duración estimada de cada acción y lo que sucede después de que se llevan a cabo. El modus operandi del juego también debe determinar todos los objetos y elementos que se pueden ver o manipular en el juego, como personajes, partituras o fichas. También durante esta etapa del proceso se definen el formato de puntaje, los logros y las recompensas, ya sean virtuales o monetarios.
Prueba de Fidelidad Baja, Media y / o Alta
La etapa de prueba de un juego es clave para evaluar cómo funciona y si los usuarios responden bien al objetivo propuesto. Para realizar pruebas, la creación de prototipos es una de las prácticas indicadas para perfeccionar la experiencia de Gamificación. El prototipo del juego se crea con el objetivo de hacer una idea tangible y validarla, obteniendo así las lecciones para el refinamiento. Hay algunas formas diferentes de hacer un prototipo, y pueden ser de alta o baja fidelidad, con respecto a lo próximo que están de los contextos reales y la interacción con el público. A través de los prototipos, el equipo responsable de desarrollar el juego puede aprender qué recursos funcionan o no, simulando conceptos y acciones junto con futuros usuarios.
Implementación y Monitoreo
Como es común en todos los procesos de implementación de una nueva dinámica o tecnología, es vital evaluar los resultados parciales obtenidos en el proceso de Gamificación. Después de la implementación, es necesario monitorear constantemente el progreso de la solución para medir sus resultados y si es necesario realizar nuevos ajustes, creando un proceso de mejora continua. Con respecto al monitoreo, es una buena idea planificar por adelantado el nivel de fatiga de los jugadores con respecto a los objetivos. Es comprensible que a lo largo de la dinámica habrá diferentes niveles de interés en el juego. De esta manera, vale la pena intentar predecir posibles momentos de desinterés y llenarlos con elementos nuevos o exclusivos, que podrían facilitar las tareas a lo largo del curso de la narrativa. Por ejemplo, se puede poner a disposición un conjunto inicial de herramientas accesibles para todos al comienzo de la actividad, y otro conjunto especial, que se puede desbloquear de acuerdo con los logros específicos.
Medición y Evaluación
Pero, ¿cómo evaluar correctamente la viabilidad de un juego y la efectividad de una estrategia de Gamificación? A través de KPI que validan las acciones, la motivación y el compromiso de los jugadores. Los principales criterios de evaluación se pueden traducir como un compromiso que se ha despertado, un número promedio de acciones tomadas, un nivel de recurrencia del juego y el progreso alcanzado por los jugadores. Se necesita otra información para evaluar el ROI (retorno de la inversión) de la solución gamificada, como el tiempo dedicado a la actividad por parte de los colaboradores y la retención de los participantes. A partir de estos datos es posible medir el número de jugadores activos, el nivel de aumento de la productividad y la reducción de los costos logrados con el proyecto.