Cliente:

Una de las bolsas de valores más grandes del mundo.

Reto:

Creación de un servicio en línea para un acceso más rápido y mejor a los datos de existencias histór

Salir:

Un servicio confiable y de fácil acceso para comprar datos a pedido

Compartir:

Bolsa de valores: la plataforma paga anticipa los datos de cierre en el mercado de commodities

A través de Design Thinking, centrarse en el usuario permite crear un prototipo de solución que impulsa el proceso de transformación digital en la organización

En un mercado volátil, como las finanzas, cada segundo es valioso. En este contexto, es vital obtener información estratégica rápidamente. Una de las cinco bolsas de valores más grandes del mundo recurrió a MJV para desarrollar un sistema de datos que anticipe la provisión de información de cierre en el mercado de materias primas.

Transformación digital al servicio del intercambio

En los últimos años, la tecnología ha transformado el mercado financiero. Y la evolución de los servicios de datos es, cada vez más, esencial en la toma de decisiones. El uso de inteligencia artificial, con robots que escanean información, entre otros procesos automatizados, proporciona datos con mayor agilidad y ventaja competitiva.

Los datos recopilados por la Bolsa de Valores de Brasil son indispensables para la fijación de precios de los activos. Sin embargo, esta información sólo estaba disponible en el sitio web al final del día, fragmentada en docenas de archivos.

La falta de sincronía en las horas de cierre de los mercados también retrasó el desempeño de los analistas, lo que requirió un cruce exhaustivo de datos por parte de los equipos de TI. Como resultado, se requerían largas horas de trabajo, con costos más altos y un impacto en la calidad de vida de los empleados.

Al notar una necesidad latente en el mercado, la Bolsa se contactó con MJV para estructurar una solución digital que aumente la productividad en la recopilación de datos, con más agilidad, organización y asertividad. ¿Pero por dónde empezar? ¿Y cómo recopilar datos de más de 15.000 fuentes, de manera eficiente y relevante, para diferentes tipos de usuarios?

Nuestra propuesta fue utilizar el enfoque Design Thinking. Con un enfoque en el usuario, es posible identificar los problemas principales y, a partir de este análisis, crear un prototipo de la solución ideal.

Design Thinking: el usuario en el corazón del negocio

En este desafío, trabajamos en la bolsa de valores, en asociación con su equipo de innovación. Seguimos toda la metodología Design Thinking, comenzando con la fase de Inmersión, para comprender cómo se trabajó la información de los productos hasta entonces.

El proceso planteó algunas preguntas principales, entre ellas:

  • Falta de datos personalizados;
  • Archivos muy grandes, sin jerarquía de información;
  • Retraso y demora en la entrega y actualización de archivos de datos;
  • Falta de señalización para eventos corporativos.

Experiencia del cliente para diseñar una solución de datos eficiente

Después de analizar las entrevistas con los usuarios, la información fue compilada y agrupada para identificar los mayores problemas y necesidades. Estos aportes dieron lugar a un taller de cocreación entre el equipo de MJV y el equipo de innovación de Bolsa, con el objetivo de idear el alcance de la solución de la manera más adherente al mercado.

Entonces comenzamos a hacer prototipo el proyecto. En esta fase, la misión era construir y validar el viaje de compra del producto digital, mapear desde el primer contacto de clientes potenciales con la herramienta, hasta que el servicio se contratara, e identificar oportunidades y puntos de atención a resolver, antes de la implementación.

Ejemplos:

  • Definición de canales y formatos para recibir información;
  • Dinámica de validación del contenido que será enviado;
  • Estructura de disponibilidad de información y tiempos.

El tiempo es dinero: el impacto en la Bolsa

El proceso Design Thinking estructuró, pulió y aceleró la creación de un producto centrado en el cliente. La investigación cualitativa obtenida en la fase de inmersión con el usuario constituyó la base para el desarrollo de una plataforma innovadora, que entrega información crucial y compleja a tiempo, de forma segmentada, personalizable y sin complicaciones, directamente en la computadora del usuario.

El proyecto dejó un fuerte legado en la Bolsa de Valores, inaugurando nuevas pautas con respecto a los productos digitales de la empresa y alentando nuevos pasos hacia la transformación digital.

La solución también fue vista con satisfacción por los clientes de la Bolsa, actuando significativamente en la racionalización de los procesos que rigen el precio de los activos y productos básicos. Después de todo, cuando se trata del mercado financiero, el tiempo es dinero.

Volver