Cliente:

Empresa líder en sistemas de fidelización

Reto:

Aumentar las tasas de conversión para campañas de marketing en un 100%

Salir:

Un aumento del 115% en las tasas de conversión de clientes en comparación con el uso del modelo de c

Compartir:

Agile Marketing: la adopción de métodos ágiles aumenta la conversión de marketing

En solo 4 semanas, la unión entre metodologías ágiles y Design Thinking aprovechó las redenciones de una empresa de programas de puntos

En los últimos años, se ha reformulado el modelo tradicional de estrategias de marketing. Los cambios se producen debido a la gran necesidad de gestionar acciones de forma dinámica y flexible, ante los cambios del mercado y la aparición de nuevas tecnologías digitales.

El Agile Marketing surge como una tendencia, adaptando el concepto utilizado por los equipos de desarrollo de software al escenario del equipo de marketing, y ha demostrado ser un enfoque eficaz.

En los departamentos de marketing, Mindset Agile está orientado hacia resultados a corto plazo y una planificación más ágil y ciclos de experimentación. Los beneficios son una comercialización más rápida, además del compromiso y la motivación en los equipos, y de la productividad y la calidad en los resultados.

Nuestra propuesta fue introducir este concepto, trabajando con un enfoque centrado, esencialmente, en las necesidades del usuario. El objetivo estipulado era bastante desafiante: duplicar el resultado mensual de las campañas de canje de puntos.

Divide para conquistar: diseñe sprints, enfóquese y cree prototipos por separado

Para este desafío, la empresa reunió un equipo multidisciplinario de 12 profesionales, incluidos especialistas en marketing, CRM, finanzas e inteligencia empresarial. Los empleados fueron removidos del resto de sus funciones y asignados a una de las oficinas de MJV en São Paulo, donde comenzaron a tener sus primeros contactos con marcos ágiles.

Para medir y comparar los resultados del proyecto, se separaron un millón y medio de clientes potenciales del total de 8 millones de la base. Se utilizaron como muestra del desempeño de Agile Marketing.

Antes de que las Metodologías Ágiles entren en acción, se realizará un diseño de sprint de los días, que incluye etapas rápidas de inmersión e ideación para colocar las necesidades del usuario en el centro de procesos.

El proceso de Design Thinking actuó como un catalizador, siendo fundamental para que el equipo comprenda los dolores de los clientes, reconozca los patrones de comportamiento de compra y defina las personas e hipótesis de los compradores para trabajar.

El resultado de esta primera fase fue el punto de partida para la contextualización y definición del trabajo atrasado y el ciclo de sprint del proyecto.

Herramientas: reuniones ágiles y ciclos de mejora continua.

La clave del éxito de los sprints fue la percepción del equipo sobre la relevancia de las ceremonias ágiles, y su compromiso de cumplirlas. Las reuniones de pie se llevaron a cabo diariamente, breves reuniones donde se evaluaron las actividades de trabajo, se hicieron interrupciones de trabajo y se compartieron posibles obstáculos.

Semanalmente, el equipo celebró una reunión de revisión, una reunión de retroalimentación colectiva para señalar errores y éxitos, ajustando los procesos para el próximo sprint y creando así un ciclo de mejora continua.

Un gran ejemplo fue la adición de herramientas ágiles en cada reunión para ayudar al equipo a romper los atrasos, priorizar las demandas y medir los plazos.

Con el fin de evitar una división desigual de las tareas, debido a las diferentes habilidades técnicas del equipo, también se implementó la programación de pares, un método que consiste en realizar tareas juntas, en el que todos aprenden los procesos y pueden y cumplen con las demandas del otro, si necesario

Agile Marketing: resultados superiores a la media

Al final del último sprint, el equipo ágil ya podía trabajar en 6 campañas simultáneamente, adaptándose a eventuales impedimentos, como vacaciones no planificadas. Los profesionales también comenzaron a llevar a cabo campañas promocionales para oportunidades no previstas en la cartera de pedidos, como fechas especiales para fechas conmemorativas y temas en temas de tendencias de las redes sociales.

Resultado final después de solo 4 semanas:

Crecimiento mensual del 115% en la conversión de clientes de la base separada de 1,5 millones, excediendo el resultado total del resto de la base de clientes de 6 millones utilizando el antiguo modelo de cascada.

Otros Indicadores:

  • Mejora en el rendimiento de otros KPI de marketing por correo electrónico;
  • Aumento de la productividad del equipo;
  • Aumento de la reactivación de usuarios inactivos.

Además de los resultados medibles, el desempeño esperado anteriormente, desde la adopción de Agile Marketing, trajo reconocimiento al equipo y generó conciencia entre los directores, quienes planean aplicar Agile al resto de la empresa.

Volver